Summer Tanager, su paso migratorio por el CREDIA.

Piranga, de tijepiranga, un nombre indígena brasileño de la lengua tupí, usado para algunas pequeñas aves. Rubra, del latín ruber, que significa rojo, rojizo.

De nombre común Tanagra veraniega, desde lejos se avista como un punto rojo en las ramas de los árboles, de color rojo son los machos, la hembra de color plumaje oliváceo en la región dorsal y amarillo oscuro en las partes ventrales, en su llegada migratoria se alimentan de pequeños insectos que rodean las flores del madreado (Gliricidia sepium), heliconias y del árbol del cedro (Cedrela odorata), Manzanita Malaya (Syzygium malaccense), se les puede observar de 3 a 6 individuos, etc.  

La tángara roja migratoria (Piranga rubra) es una especie de aves paseriforme de la familia Cardinalidae; aunque algunas fuentes sitúan su género, Piranga en Thraupidae.

Los individuos adultos miden entre 17 y 19 cm. Los machos son completamente rojos, con el pico amarillento muy pálido, y no cambian plumaje en invierno, como otras tangaras del género. Las hembras tienen pico gris pálido, son de plumaje oliváceo en la región dorsal y amarillo oscuro en las partes ventrales; a diferencia de P. olivacea, las alas son más claras.  

Los machos inmaduros son similares a las hembras, pero al adquirir el plumaje de adulto presenta un plumaje rojo, oliváceo y amarillo.

En verano, habitan en bosques de encino y bosques de galería en el centro y sur de los Estados Unidos y norte de México. En otoño migran hacia el sur, e inviernan desde el centro y sur de México, en América Central, y en el noroeste de América del Sur (hasta Perú y oeste de Brasil), donde habitan principalmente en selvas tropicales.

Se alimentan de insectos siendo su especialización los nidos de las avispas y abejas que habitan en los arboles de mango, su predilección por las avispas ha vuelto a la Tangara Roja una experta cazadora, ya que las atrapa en pleno vuelo, las lleva hasta una rama y las mata golpeándolas contra ella, una vez muerta frota la avispa contra la rama para quitarle el aguijón y comérsela sin ningún problema.

Los frutos de la temporada contribuyen a su alimentación como el nance y las flores del madreado contribuyen en un 70% a su alimentación ya que debido a su floración la cual atrae a un sin número de insectos, también se le ha observado picoteando la semilla del árbol de Teca.  

Construyen un nido en forma de hueco sobre ramas horizontales de árboles de altura media y alta. 

¿Sabías que?

Pero su apetito feroz por las avispas y abejas no termina allí, la Tangara Roja también se alimenta de las larvas de estos temidos insectos voladores; para obtenerlos primero se come al guardián del nido y luego se come sus larvas.

Si deseas conocer esta ave migratoria visita el Sendero Gerardo Rodríguez en el CREDIA en los meses de enero y febrero, pero también es muy común verlas en los alrededores de la carretera que conduce al muelle de cabotaje y en la zona de la barra del Rio Cangrejal.  


Cornell University, Summer Tanager, Birds of North America. [citado 07 de enero de 2019]. Disponible en https://www.allaboutbirds.org

Deja un comentario